Ittetsu Nemoto, el sacerdote zen japonés que ayuda a encontrar el sentido de la vida a potenciales suicidas.

La doctrina fundada por Bodhidharma en el Este Asiático: Chan, Zen, Thien...
Responder
JLZaragoza
Mensajes: 39
Registrado: 25 Ene 2024 10:59
Tradición: Budismo zen
Localización: Zaragoza. España.

Ittetsu Nemoto, el sacerdote zen japonés que ayuda a encontrar el sentido de la vida a potenciales suicidas.

Mensaje por JLZaragoza »

El documental cinematográfico The Departure («La salida»), dirigido por Lana Wilson, aborda el tema del suicidio desde la problemática de la terapia preventiva.
¿Existe alguna fórmula para tratar a personas que tienen pensamientos suicidas? Ittetsu Nemoto, el monje zen japonés que protagoniza el documental, se dedica con cuerpo y alma a visitar y aconsejar a potenciales suicidas. Algunos muestran evidentes signos de desequilibrio mental. Otros no muestran ningún signo que los pueda diferenciar de lo que llamaríamos el común de la gente. Sin embargo, el pensamiento recurrente de quitarse la vida se ha apoderado de sus vidas y se encuentran sin armas para afrontar la tentación de terminar con todo de una vez. Aquí es donde entra en acción el peculiar monje zen Nemoto, que recibe llamadas y mensajes de correo y teléfono sin parar, y está disponible las veinticuatro horas del día para atender a personas que están al filo del precipicio.
Además de visitar a sus «pacientes», el monje Nemoto organiza un retiro periódico llamado «la salida» (the departure, en inglés). Se trata de un ejercicio de meditación grupal sobre la muerte y el dejar atrás las cosas y personas más queridas. Es una especie de simulacro de la propia muerte.
Lo más destacable del método de Nemoto es su falta de sistema, la ausencia de protocolo. Él se deja llevar por la compasión, estrictamente hablando. No siente el dolor y la confusión de sus pacientes como algo ajeno. Está emocionalmente implicado y comprometido con ellos. Quizás es verdad que el monje no posee grandes dotes de oratoria.
En sus conversaciones con los potenciales suicidas no se apresura a dar una respuesta completamente articulada y racional a los problemas que se plantean. Más bien se dedica a escuchar con su corazón, a intentar vivir lo que vive la persona que sufre. No va con la teoría o con el protocolo por delante. En este sentido, Nemoto es un terapeuta zen y no un psiquiatra al uso. No busca juzgar al suicida, parece que ni tan solo intenta impedir que se cometa el suicidio. El propio Nemoto sugiere a veces que también él siente a menudo la pulsión de acabar con todo. Con este tipo de conversación tranquila y casual actúa como un espejo, para que la otra persona pueda entender mejor el porqué de su frustración y su deseo de desaparecer.
Uno de los temas recurrentes en la enseñanza del maestro Nemoto, que por otro lado es una enseñanza vaga y nebulosa, es la imposibilidad de dar sentido a aquello que no lo tiene de por sí. Me parece que aquí reside la fuerza del discurso del monje Nemoto, pues sutilmente apunta a lo que podría estar en la raíz de la pulsión suicida: forzar a la vida a que ofrezca algo que no puede ofrecer y, por lo tanto, forzar un conflicto sin solución posible. Lo que Nemoto propone no es una solución, sino un cambio de planteamiento, dar la posibilidad a otro tipo de planteamientos sobre la vida.
Aunque en ningún momento del film se alude a la doctrina budista, la forma como Nemoto encarna las virtudes de la compasión y la generosidad es conmovedora.
El film es de una notable belleza estética, a veces un tanto cruda y austera, y un ritmo lento que deja espacio para ir reflexionando sobre las conversaciones. Un aspecto interesante y atractivo de este documental cinematográfico es que prescinde del formato de entrevista directa al protagonista. Seguramente esto se debe a que el propio protagonista se dedica, de algún modo, a entrevistarse continuamente con otras personas. Uno no sabe si se trata de una obra de ficción o de un reportaje.
Este es el segundo film de Lana Wilson. En el caso de The Departure logra profundizar en el drama del sufrimiento humano, del suicidio en general (no solo en Japón), y logra retratar la actividad de un monje terapeuta de una forma fiel y respetuosa, con un arte simple y lleno de sutileza, con una elegancia y una ausencia de pedantería dignas del mejor arte zen.

Resumen del artículo “¿Tiene sentido un río?”. A propósito del documental “The Departure”, de Lana Wilson, escrito por ALEIX RUIZ FALQUÉS y publicado en budhistdoor en español.

The Departure. Película completa online (subtítulos en inglés) en el blog:
https://zenyadvaita.blogspot.com/2022/0 ... pones.html
Imagen
Última edición por JLZaragoza el 10 Jun 2024 17:19, editado 1 vez en total.
Avatar de Usuario
Carl Sagan
Mensajes: 82
Registrado: 11 Mar 2024 11:12
Localización: En un pálido punto azul

Re: Ittetsu Nemoto, el sacerdote zen japonés que ayuda a encontrar el sentido de la vida a potenciales suicidas.

Mensaje por Carl Sagan »

Interesante artículo, gracias por compartir ada123123

Admito que este tema yo lo dejaría en manos de profesionales médicos. Además que, sinceramente, no sé qué podría decirle a alguien que quisiera poner fin a su vida.

eq341
En el mundo de la ciencia muchas veces se escucha a científicos decir "mi teoría estaba equivocada"… sin embargo, no recuerdo la última vez que un político o religioso dijo lo mismo (Carl Sagan).
Nosotros no nos apegaremos ni aferraremos a ninguna opinión, nos desasiremos de ella con presteza (Buda).
Daido
Mensajes: 1136
Registrado: 16 Jun 2020 20:59

Re: Ittetsu Nemoto, el sacerdote zen japonés que ayuda a encontrar el sentido de la vida a potenciales suicidas.

Mensaje por Daido »

Bueno, pues he visto la película y me ha gustado. Como casi todas las peliculas y novelas japonesas, tiene un estilo muy peculiar. Para alquien que no conoce este genero, pueden resultar un poco aburridas. Pero yo soy un fan de todo lo japonés así que la película me ha parecido incluso amena. El tema es curioso. Creo que no se trata de actores, sino que es algo así como un reportaje, pero está tan bien hecho que parecen actores (¿lo son?). El sacerdote zen es muy peculiar. Entró en el sacerdocio, según dice, por un anuncio en el que pedían a alguien para el puesto, y no pedían experiencia (!). Al parecer entró en el cargo un poco por tener un trabajo y una casa donde vivir con su familia. En Japón la mayoría de los templos se heredan de padres a hijoa (y no es un mal negocio). El templo zen de este monje es tipicamente japonés.

Se mete en el asunto de aconsejar a los suicidas potenciales y ayudarles a seguir viviendo, lo que es un buen propósito. Ciertamente está en un puesto adecuado para realizar la labro, ya que es un sacerdote zen. Entonces hace cursillos a estas personas y sigue un sistema, aparentemente de su creación, en el que parece que incluye algunas sentadas de zazen. Pero más que nada es algo de tipo psicológico, en el que se pretende que las personas experimenten su propia muerte (cosa que no es mas que una ficción9. El sacerdote está siempre ocupado, con estas personas, que le llaman a todas horas y le escriben, y pasa horas atendiendolos. Su mujer le reprocha de un modo sutil que se ocupe poco de su hijo pequeño. La madre tampoco parece demasiado contenta con las actividades de su hijo, pero lo llevan de un modo tranquilo, como se hace todo en Japón.

Pero el sacerdote come y bebe a base de bien. Lo ha hecho desde joven, así que tiene serios problemas de salud. Tiene varias arterias a punto de taponarse, y está seriamente en peligro de un ataque cardíaco. Pero no por eso deja de comer y beber (lo cual ocurre en todas partes, no solo en Japón). Pero, tratandose de un monje zen, resulta un poco contradictorio. No lleva una vida demasiado sana. El ajetreo de los potenciales suicidas, llamandole a todas horas, contribuye a crearle una situación de estrés importante, lo cual repercute aún más en su salud. Y las tendencias suicidas de las personas que atiende no parece que disminuyan. Más bien aumentan (como en el caso de uno que toma un montón de pastillas y está seriamente tocado de la salud). El método que sigue con ellos, no me parece que sea para echar las campanas al vuelo. No se producen milagros. La gente se sigue suicidando, y eso le afecta a él también.

En conclusion, creo que esa persona no está haciendo nada que de resultado, y además le está afectando a él. Mi opinión es que tiene que cuidarse y llevar una vida mucho más ordenada, comer sano y no beber. Tiene que estar más con su familia y menos con las personas de tendencias suicidas, porque no está consiguiendo mucho con ese sistema. En Japón, el suicidio es una epidemia, todo el mundo lo sabe. Pero las razones que arguyen para suicidarse no son nada especial: no encuentran sentido a la vida, se sienten vacíos etc. Creo que a personas así no les sirve de mucho ese tipo de juegos, como escribir en papeles lo que les gusta, e ir luego rompiéndolos hasta romper el último y decir: eso es morir. Es un método ficticio, nada más. Pero el hombre tiene buena intencion, y eso es lo más importante. Con todo, creo que va errado.

Pero la película es muy buena. Me ha gustado mucho y mantiene el interés hasta el último minuto.
JLZaragoza
Mensajes: 39
Registrado: 25 Ene 2024 10:59
Tradición: Budismo zen
Localización: Zaragoza. España.

Re: Ittetsu Nemoto, el sacerdote zen japonés que ayuda a encontrar el sentido de la vida a potenciales suicidas.

Mensaje por JLZaragoza »

Hola Daido. Tras leer tu comentario al documental The Departure, donde dices, después de ver la película, afirmaciones tan categóricas como que "esa persona no está haciendo nada que de resultado", o que "no está consiguiendo mucho con ese sistema", o que "sigue un método ficticio". Y acabas diciendo que tu conclusión es que "creo que va errado".
Bueno, es tu opinión. Pero emulando a la vicepresidenta del gobierno, Yolanda díaz, solo quería darte un dato. Copio un fragmento de la entrevista que le hicieron a Ittetsu Nemoto en la revista budista Tricycle:
¿Alguien a quien le aconsejaste se suicidó?
Si.
Imagino que eso daría mucho miedo y crearía mucha presión. En esa situación, ¿sientes que le ha fallado a la persona?
No creo que el fracaso exista en este contexto. Habló con muchas personas suicidas, más de 5000, pero solo una se ha suicidado, que yo sepa.

¿Tú conoces a algún psiquiatra o psicólogo que trabaje con personas con ideas suicidas? ¿Y crees que consiguen esos resultados?
Pues te voy a contestar yo, que sí he estado trabajando varios años en una unidad de trastornos de personalidad en un hospital, en la que abundaban los intentos de suicidio. Y la respuesta es que ni de muy lejos se conseguían los resultados de este monje. Por eso es muy valorado en Japón y se le invita a impartir charlas en un montón de lugares. También es muy valorado por prestigiosas personalidades del ámbito budista, como la maestra zen Joan Halifax o el Dalai lama, que también lo recibió para agradcerle y apoyarle en la gran labor que lleva a cabo.
Ah, y la película es un documental, no hay actores, son personas reales.

Imagen

Imagen
Daido
Mensajes: 1136
Registrado: 16 Jun 2020 20:59

Re: Ittetsu Nemoto, el sacerdote zen japonés que ayuda a encontrar el sentido de la vida a potenciales suicidas.

Mensaje por Daido »

Hola JL, gracias por tu respuesta. Antes que nada decirte que he criticado la pelicula, no a la persona. En la pelicula aparece un personaje que es monje, que parece superado por el estrés (insisto en que es un personaje, porque aunque sea un documental, parecen personajes). Pero, cuando me explicas todo lo que me has explicado de ese monje, ya no puedo decir lo mismo que dije, porque lo que me aclaras no tiene que ver con personajes de pelicula, sino de personas en la vida real. Y ante tal persona, solo puedo sentir respeto y admiración.

Digo esto porque yo solo critique la pelicula, no la vida real de ese monje y esas personas potencialmente suicidas. Yo no sabía nada de ese monje hasta que vi la película y, después de verla, la impresión que me dio es la de una persona agobiada y estresada por lo que hace, que repercute igualmente en la vida de su familia. Después de leer tu post, creo que la película no me parece tan buena, ya que a mí me ha transmitido algo que no es real. Lo que es real, es que ha ayudado a 5.000 personas en riesgo de suicidio y que solo una se ha suicidado.

Mi crítica era para la película. Es lo que me ha transmitido. El personaje del monje (interpretado por sí mismo, pero siguiendo un guión) da una idea incorrecta de la situación real, a mi entender.

Gracias por la aclaración.
Responder